Recién casada lanzó a su marido por un precipicio y lo abandonó allí (VIDEO)

Jordan Linn Graham, debe estar deseando haber escuchado su intuición y romper su compromiso con Cody L. Johnson. Una conversación sobre sus dudas, días después de la boda, culminó en un pleito que debe haber sido tan horrible, que terminó en la muerte del hombre de 25 años. ¿Pudo haber sido un momento de locura pasional? ¿Estaba ausente la intención de matar? Quizá, el problema fue todo lo que esta chica de 22 años hizo después. Sus acciones pueden llevarla a pasar el resto de sus días tras las rejas.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Horrible "mamá" obligó a su hija adoptiva a cavar su propia tumba

Pocos días después de su boda con Cody, realizada a finales de junio, Jordan le había confesado a una amiga que tenía miedo de haber cometido un error, reveló la televisora KECI, en Montana, afiliada con CNN. La chica le dijo a una amiga que tenía planificado hablar con él sobre el tema la noche del 7 de julio. Le mandó un texto diciendo: "Bueno, estoy a punto de decírselo". La amiga respondió: "Voy a orar por ustedes". La chica concluyó diciendo: "Esto va en serio, si no sabes de mí esta noche es que algo pasó".

No estaba equivocada en su presentimiento. Algo pasó y bien feo, pero no le pasó a ella. Según los documentos presentados en la corte, la pareja estaba en plena discusión sobre el tema, cuando esa misma noche decidieron dar un paseo por el Parque Nacional Glacier. Pero parece que el aire libre y el ejercicio no los ayudó a calmar los ánimos.  Según lo que Jordan contó a la policía, en un momento Cody la agarró del brazo y ella logró soltarse. Después en un ataque de rabia, le dio un empujón con las dos manos y lo lanzó por un precipicio.

Lee más en ¿Qué más?: George Zimmerman está preso otra vez (VIDEO) 

Hasta ahí es quizá entendible. El problema es que lo dejó allí. Le mintió a la policía cuando el jefe de Cody lo declaró desaparecido el día siguiente, y hasta inventó que su fallecido marido le había dicho que tenía planes para ir a casa de un amigo. El cuerpo no fue encontrado hasta varios días después. Y es allí amiga donde yo veo el problema. ¿Qué te parece? Un arrebato de rabia es entendible, pero que después se haya hecho la loca me parece muy sospechoso. ¿Cómo no pensó en sus suegros, en el amor que en un momento compartieron, y lo dejó allí quién sabe si malherido? Por cobarde, me dirás. Puede ser, pero es imperdonable y lo que le va a traer más problemas. ¡Vas a ver!

Es que se lo digo a mis hijos todo el tiempo, y hasta a mí misma. ¡Hay que escuchar a la intuición! Y cuando uno se equivoca -que espero que ninguna haga algo de esta magnitud- hay que apretarse el cinturón y dar la cara. Lo opuesto siempre es peor.

Imagen vía Instagram

Topics: crimen  crímenes pasionales  recien casados