Lo que hizo una mamá a la maestra de Kínder de su hijo tras disciplinarlo no tiene nombre

Una madre ha sido acusada de atacar a la maestra de Kínder de su hijo cuando éste llegó a casa con un rasguño en el cuello y dijo que ella era responsable. Al parecer, la enfurecida madre salió corriendo a la escuela donde sacó a la maestra de su silla por los pelos, le pego en la cara varias veces y estrelló su cabeza contra un archivador dos veces. Todo esto después de decirle, "Más vale que no vuelvas a tocar a mi hijo otra vez".

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Niño de quinto grado planeaba monstruosa matanza como la de Newtown

Lo único bueno de este caso, que ocurrió en Kansas City el jueves pasado, es que no había ningún niño presente en el salón de clases cuando esta mujer atacó a la maestra. Eso quiere decir que por lo menos a esta loca no se le ocurrió llevar a su hijo con ella para que presenciara como le propina una paliza a su maestra. ¡Gracias a Dios! porque hubiese sido tremendo ejemplo para el niño.

Después del ataque, la mujer salió de la escuela lo más rápido posible y quién sabe a dónde habrá ido porque cuando la policía llegó a buscarla a su casa no la encontraron. De todos modos, tendrá que aparecerse en la corte para responder por el ataque. 

Por su parte, el distrito escolar está investigando si la maestra es responsable del rasguño que causó el ataque ya que al día siguiente el niño fue a la escuela con su padre y dijo que su maestra no le había hecho nada. 

Yo también me hubiese molestado mucho si me entero que la maestra de mi hijo lo ha disciplinado corporalmente. Pero, aunque nuestro instinto maternal nos hace querer hacerle daño a cualquiera que haga sufrir a nuestros hijos, lo cierto es que esa no es la solución a un problema como este. Pobre criatura, con el ejemplo que tiene de madre no me sorprende que tenga todo tipo de problemas de comportamiento.

Topics: disciplina  disciplina infantil  escuela  maestra  violencia