Padre e hijo se ahogan en un río frente al resto de su impotente familia

Pete Luciano había llevado a sus cuatro hijos a refrescarse a un río cercano a su vecindario en Filadelfia. Estaban celebrando el último día de sus vacaciones de verano antes de regresar a la escuela. Lamentablemente, para Pete y su hijo mayor Jordan, de 13 años, también sería el último día de sus vidas tras ahogarse en una área del río acertadamente llamada "Devil's Pool" o la piscina del diablo.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Trágica y absurdamente muere niña de 3 años en el parque Yellowstone

Según los tres hermanos menores de Jordan, su papá se metió al agua para salvar a su hijo de 13 años cuando vio que su vida corría peligro. Pero pronto a él también se le hizo difícil quedarse a flote y desapareció bajo al agua. Jordan corrió la misma suerte y sus hermanos menores no les quedó otra que salir corriendo en busca de ayuda al presenciar la espeluznante tragedia.

Pero cuando llegaron los rescatistas, ya era demasiado tarde. Pete y Jordan se habían ahogado y lo único que se pudo hacer en ese momento fue sacar sus cuerpos del agua.

A pesar de que hay advertencias en el área que prohíben que la gente se bañe en el río, estoy segura que Pete nunca tuvo la intención de poner la vida de sus hijos en peligro. Lo digo porque aunque no lo conocí, aquellos que sí lo describen como un hombre ejemplar, lleno de amor para con sus hijos y todos los demás. La esposa de Pete, con quien estuvo casado más de 20 años hasta que se separaron recientemente, dice que el padre de sus hijos era un hombre valiente que arriesgo su vida por salvar la de su hijo.

Ahora se viene lo más fuerte, el buscar la manera de que los tres niños que presenciaron la muerte de su hermano mayor y de su padre logren superar la trágica experiencia y sigan adelante con sus vidas de la mejor manera. ¡Qué difícil!

Imagen víá NBC10.com

Topics: accidente  ahogado