Niña de 11 años mata a su padrastro de 19 mientras su mamá duerme

Pamela Reno estaba durmiendo cuando a su marido se le ocurrió la brillante idea de permitir que su hijastra de 11 años agarrara la pistola que había comprado horas antes. Fue la peor decisión que Bryan Reno pudo haber tomado. Aunque el adolescente se había asegurado de quitarle el cargador antes de entregarle el arma a la niña, se había olvidado de revisar la recámara. El resultado de ese error fue fatal. 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Famosa doctora es atacada violentamente por su novio y no te imaginas cómo termina la historia

La niña apuntó la pistola al pecho de su padrastro, apretó el gatillo y lo mató. No quiero ni imaginarme lo que debe haber pasado por la cabeza de la pobre niña al darse cuenta lo que había hecho.

Sé que de nada sirve juzgar después de una tragedia tan devastadora, pero no puedo evitar preguntarme ¿a quién se le ocurre dejar que una niña agarré una pistola como si fuese un juguete? ¿Tal vez a alguien inmaduro que justamente ve las armas como juguetes?

Y es que, al final de cuentas, estamos hablando de un muchacho de tan sólo 19 años. Puede que haya sido el padrastro de la niña de 11 años, pero obvio que no tenía la menor idea en cuanto a crianza se refiere. Jamás debió haberle dado la pistola (aunque haya creído que estaba descargada) a su hijastra. Es más, ni siquiera debió mostrársela o tenerla en su presencia.

Ahora la pobre criatura tendrá que vivir el resto de sus días sabiendo que su madre se quedó sin marido por su culpa porque, por más que todo el mundo diga que fue un accidente, estoy segura que ella jamás olvidará el momento en el que mató a su padrastro. 

Imagen vía Facebook

Topics: muerte  tragedia  accidente  armas de fuego