Muere en la cárcel otro secuestrador y violador de niñas (VIDEO)

Si la muerte en la cárcel de Ariel Castro me sigue pareciendo sospechosa, ni te cuento lo que me pasó por la cabeza cuando me enteré que el desgraciado que le hizo parecido a la pobre Katie Beers había sido descubierto sin vida en su celda ayer mismo. No sé. Yo no creo en coincidencias así y menos con lo que todos sabemos lo que les pasa en las cárceles a los abusadores sexuales de niños. Las similitudes no se quedan ahí. Prepárate para que te quede la carne de gallina.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?:Víctima de Ariel Castro: "Ahora tendrá que responder a Dios por lo que hizo" (VIDEO)

La portavoz de la prisión de Sing Sing, al norte de la ciudad de Nueva York, Linda Foglia, explicó que un guardia descubrió al criminal John Esposito. "La muerte está bajo invetsigación, pero no parece haber nada sospechoso". ¡A mí me late que alguien escuchó la noticia de Ariel Castro y se le prendió una idea en el cerebro!

A principios de 1993, Esposito había secuestrado y violado por 17 días a Katie Beers, quien entonces era una niñita de 10 años. La historia es de esas que te revuelve el estómago y te parte el corazón. La pobre chiquita llevaba años siendo abusada sexualmente por el marido de su madrina y sus padres fueron encontrados negligentes.

Lee más en ¿Qué más?: Podrías estar casada con un violador de niños

Ahora con 30 años, Katie dice que el secuestro fue lo mejor que le pudo haber pasado en la vida, pues gracias a él se destapó lo que estaba ocurriendo en su casa y pudo conocer a la que luego se convirtió en su familia adoptiva. Ella asegura que la historia tuvo un final feliz. Sin embargo, en declaraciones al canal de CBS en Nueva York, la mujer dice que se "alegra de que Esposito nunca pueda salir bajo fianza o lastimar nunca a nadie más". Horas antes de su muerte, el criminal había acudido a una audiencia para ver si se le daba libertad bajo palabra. ¡Qué miedo!

Para la gente cuerda, resulta imposible entender qué pueden tener en la cabeza estos monstruos. Yo ni trato de imaginarlo. Gina de Jesús tenía apenas 14 años cuando la agarró Ariel Castro. Espero que ella y el resto de las víctimas también logren rehacer sus vidas y salir adelante.


Imágenes vía CBS News captura de imágenes.

Topics: violacion  crímenes sexuales  carcel  abuso de menores