Jamás vas a adivinar por qué ésta mamá le prendió fuego en la cabeza a su niña de 5 años

Tú y yo sabemos la angustia que puede producir que un hijo tuyo, hembra o varón, tenga piojos. Y también que haríamos cualquier cosa que esté a nuestro alcance para acabar con esa peste. Pero de ahí a ponerle gasolina  en la cabeza a una criatura, hay mucho trecho. Y sigue leyendo, porque precisamente eso fue lo que hizo una mujer de Oklahoma, quien para colmo le prendió fuego a la cabeza de su niña.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Niño que temía morir mientras su papá manejaba borracho llama al 911 ¡gracias a Dios!

¡Qué barbaridad! Pero en qué cabeza cabe. Ahora Shana Suggs está tras las rejas acusada de prenderle fuego a su hijita de 5 años, quien resultó con quemaduras de segundo y tercer grado.

La policía dice que en un intento por matar los piojos, Shana le puso gasolina a la niña en el cabello, con tan mala fortuna que un calentador eléctrico se encendió y ocurrió la tragedia que le pudo costar la vida a una familia completa.

Madre e hija se quemaron. El novio de la mamá trató de apagar el fuego pero en un primer intento no pudo. En la casa donde ocurrieron los hechos estaban los otros tres hijos de Shana. Cuando el hombre logró apagar el incendio, salieron corriendo todos de la casa pero no rumbo al hospital…

La pareja primero dejó a los niños sanos y salvos en casa de unos familiares y sólo después de eso se fueron al hospital ¡a 15 minutos de donde viven! En el camino fue cuando llamaron a la policía.

La verdad es que un accidente le puede pasar a cualquiera y no creo que nada de lo que ocurrió haya sido intencional. Pero todo hubiera podido evitarse si esta mamá hubiera tenido un poquito de sentido común. Los piojos se matan con mata piojos. No con gasolina.

Ahora la criatura tiene quemaduras en 60% de su cuerpecito y tiene que ser trasladada a la unidad de quemados de un hospital en Tulsa para ser tratada. Y ya sabemos que las quemaduras son de esas cosas que desgraciadamente nos acompañan toda la vida.

Su infeliz mamá enfrenta cargos por el delito de abuso y daño de menores. Ya la niña fue dada de alta y su mamá perdió la custodia, todo tener piojos, pero dentro de su cabeza.

Imagen vía Thinkstock

 

Topics: abuso de menores  abuso de niños  accidente  maltrato infantil  madre irresponsable