Desgraciados adolescentes fingen secuestro para darse grandes vacaciones

Arely Soto, una veracruzana de 19 años, cometió el peor error de su  vida cuando decidió fingir su secuestro para sacarle dinero a sus padres y pasarse las vacaciones a lo grande con su novio y un amigo. Es que yo siempre he dicho que los que llaman a la adolescencia la edad del pavo se equivocaron de animal. Debería ser la edad del burro. ¡Por favor!

Para rematar, ni siquiera disfrutó las vacaciones porque los desgraciados que andaban con ella le sacaron el dinero y la dejaron encerrada en un cuarto. ¡O sea que traicionó a sus padres por un par de indeseables!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Los 13 comportamientos más peligrosos entre adolescentes

Según el diario El Zócalo de Saltillo, la familia de Arely alertó a la policía del secuestro después de una llamada pidiendo 250.000 pesos mexicanos (casi 20.000 dólares) por su rescate. ¡Tremendas vacaciones que se querían dar estos tres! Los jóvenes fueron atrapados cuando iban a agarrar el dinero.

La chica logró avisar a un vecino de la casa donde estaba encerrada. La policía pensó inicialmente que se trataba de verdad de un secuestro, pero la forma en que ella contó la historia les pareció sospechosa. Confirmaron que se trataba de una trampa, cuando pusieron a los tres cara a cara.

Lee más en ¿Qué Más?: Secuestró a sus propios hijos después de dispararle a su mamá

Esta no es ni será la última vez que gente finge ser secuestrada para extorsionar a su familia. Pero francamente me horroriza pensar en lo que sufrieron estos padres pensando que su hija estaba en manos del hampa. ¡Hasta los llamaron por teléfono y la chica gritó pretendiendo ser golpeada! Eso no tiene perdón.

Los tres tramposos  están ahora detenidos. Espero con todo mi corazón que pasen tiempo en la cárcel a ver si aprenden que esos inventos son realmente criminales, por razones legales y más que todo emocionales.

Imagen vía Thinkstock

Topics: casos insólitos  adolescentes  secuestro