Mujer de secta dice que era obligada a comer órganos de animales crudos y a participar en orgías

Bajo el nombre "Defensores de Cristo", una secta que más bien parece satánica por las cosas que hacían, fue intervenida por las autoridades mexicanas. Una de sus víctimas, casada con uno de los líderes de la organización, admitió que era una esclava sexual, fue obligada a participar en orgías y a comer órganos crudos de animales.

Advertisement

¡Qué horror! Pobre mujer y al mismo tiempo qué valiente. Blanca Castro, mexicana y esposa del venezolano Losanger José Arena Segovia, uno de los líderes del los Defensores de Cristo, contó todo en una conferencia de prensa en la que relató con detalles como ellas y otras mujeres fueron esclavizadas en el nombre de Dios.

Lee también en ¿Qué más?: Hallan muerto a ginecólogo acusado de filmar inapropiadamente a sus pacientes

La secta tiene unas 14 mil víctimas en el mundo entero, 4 mil de las cuales están en México. El líder supremo es un español Ignacio González de Arriba, quien se hacía llamar la "Reencarnación de Cristo" y la finca donde tenía su sede principal la secta en Nuevo Laredo, al norte de México, se le conocía como "El Monasterio".

En "El Monasterio" a las mujeres miembros de la secta se las obligaba a participar en orgías, se les impedía asearse alegando que la limpieza era una "pérdida de tiempo" y por si fuera poco las forzaban a comer órganos crudos de animales.

Blanca admitió que "cuando uno se está muriendo de hambre, come cualquier cosa". Y hay más, la pobre mujer contó como para esclavizarla a ella y a otras mujeres, las doblegaban y hasta las hacían dudar de su propio nombre.

Según la Red de Apoyo a las Víctimas, una organización con sede en Buenos Aires, Argentina, los Defensores de Cristo empezaron a reclutar gente por internet en 2004 y hoy tienen presencia en 80 países. Los incautos pagaron entre mil 300 y 130 mil dólares, y a quienes pagaban la suma máxima se les confería el título de "apóstol de Cristo" ¡Que barbaridad!  Una vez que llegaban a "El Monasterio" con maletas llenas de efectivo, tenían por tarea reclutar nuevos miembros y según Blanca vio gente llegar procedente de Chile, Bolivia y España…

Imagen vía Thinkstock

Topics: abuso  creencias  fraudes por internet