Mató a su sobrina de 15 meses después de que se ignoraron innumerables reportes de abuso

La tía abuela de una bebita de 15 meses ha confesado que mató a su sobrina y ha sido sentenciada a 12 años de cárcel. Aubrey Littlejohn murió el 10 de enero del 2011 después de sufrir todo tipo de abusos en manos de su tía Ladybird Powell. Justo antes de morir, la bebita pasó 12 horas en su asiento para el carro y lo único que comió fueron unos cuantos pedazos de hotdog y tomó un poco de gaseosa. Powell se había hecho cargo de su sobrina nieta desde que tenía 6 meses cuando su madre fue a la cárcel por tráfico de drogas.

Tristemente, parece que la pequeña Aubrey estaba destinada a tener una vida bastante inestable.

Advertisement

Ahora la familia de Aubrey, incluyendo su madre Jasmine, aseguran que trataron de reportar el abuso infantil de Powell para con la bebita, pero que las trabajadoras sociales las ignoraron tal y como lo hacen con los demás niños de su tribu de indios Cherokee que también son abusados.

Lee más en ¿Qué más?: Madre se emborrachó junto a su hijo de 10 años que estaba ebrio y desnudo en la calle

De hecho, dos trabajadoras sociales han sido acusados de falsificar documentos y obstrucción de justicia en la muerte de la pequeña Aubrey. Y según una investigación del Associated Press, tanto la policía como las trabajadoras sociales estaban al tanto de que Powell abusaba de su sobrinita.

Aunque lo que hizo Powell no tiene nombre y me parece ridículo que sólo haya recibido 12 años de cárcel por abusar y matar a una inocente bebita, también es inadmisible que las autoridades no hayan hecho nada para salvarle la vida a la pobre criaturita. El comportamiento de ambas partes es totalmente despreciable. ¡Qué lástima que los que se supone que deben proteger a los más indefensos decidan ignorarlos! 

Probablemente suena horrible decirlo, pero estoy segura que Aubrey está mucho mejor ahora que está en el cielo.

Imagen vía Swain County Sheriff's Office

Topics: abuso infantil  muerte  tragedia