Una bebita de 15 meses fue abusada sexualmente y asesinada a golpes

Cuando vi en algunas fotos, el angelical rostro de una pequeñita de 15 meses de edad, llamada Millie Martin, no podía creer, que alguien hubiera sido capaz de hacerle tanto daño a un ser tan indefenso. Pero, desafortunadamente, en este mundo, existen personas como, Barry McCarney,un sujeto de 33 años de edad, que acaba de ser hallado culpable de haber abusado física y sexualmente, así como de haber asesinado a esta pequeña, en diciembre del 2009, como dice un informe del Daily Mail.

Advertisement

La historia es tan atroz, que se me revuelve el estómago, de sólo pensar en todas las monstruosidades que este sujeto cometió en contra de este angelito. Todo comenzó cuando McCarney, conoció a la mamá de la pequeña Millie, tres meses antes de que ésta perdiera la vida. Según este informe, poco a poco, este individuo se fue ganando la confianza de la familia de su novia, hasta que estos le permitieron acercársele más a la chiquita.

Nunca se imaginaron, que éste abusaría física y sexualmente de la bebé, y que le provocaría heridas, que luego le arrebatarían la vida. Y es que, según un patólogo, el cuerpo sin vida de la menor, presentaba 21 costillas rotas, siete de las cuales habían ocurrido en agresiones anteriores, mientras que el resto habían sucedido diez días antes de su muerte. Además, el experto encontró, múltiples moretones a lo largo del cuerpo de la pequeña, así como un fuerte golpe en la frente. Asimismo, se halló, que la chiquita había sido abusada sexualmente.

¿Pero qué clase de monstruo es éste? No puedo creer que alguien tenga la sangre tan fría como para atacar de esta manera a una pequeñita, que ni siquiera puede defenderse. También me pregunto ¿cómo es que la mamá de la niña, Rachael Martin, no se dio cuenta de los abusos que estaba sufriendo su hija? ¿Qué no habrá notado las heridas en el cuerpecito de la niña? ¿Cómo es posible que haya permitido que su hija estuviera al cuidado de un completo extraño? La verdad es que, tampoco quiero juzgarla por haber "pecado" de confiada, pero creo que cuando se trata de la seguridad de un hijo, una madre debería sacar "las uñas y los dientes" para protegerlo.

Menos mal que este sujeto, pagará por lo que hizo y no volverá a hacerle daño a ningún otro ser inocente. No obstante, la muerte de esta chiquita, no debería ser en vano y debería llevarnos a la reflexión, pues, es indispensable que los padres, así como quienes formamos parte de esta sociedad; estemos más atentos a las señales que podrían indicarnos que un niño está siendo abusado. Pues no podemos permitir que un menor más, siga sufriendo, sólo porque no tenemos los ojos lo suficientemente abiertos, como para darnos cuenta de lo que está pasando.

Imagen vía Handout

Topics: abuso infantil  abuso de menores  abuso sexual niños