En vez de ayudarlo a salvarse, le tomaron una foto mientras el tren lo arrollaba ¡Insólito!

Durante los años que viví en ciudades con sistemas de trenes subterráneos, o metros como se les conoce en muchas partes, siempre temí que me alguien me empujara. Creo que es uno de los temores más comunes. En el caso de Ki Suk Han la pesadilla se hizo realidad y nadie lo ayudó a regresar al andén. Incluso peor, alguien tuvo la "inhumanidad" de tomarle una foto en vez de darle una mano.

El reloj acababa de tocar la medianoche, cuando un mendigo empujó a Ki a los rieles del metro de Nueva York. El hombre trató desesperadamente de volverse a subir a la plataforma, con la mala suerte de que el tren pasó momentos después lanzándolo por los aires y robándole la vida.

Advertisement

Ninguno de los presentes se apuró a ayudarlo en el minuto que pasó desde su caída hasta que llegó el tren. Cuenta en voz alta hasta 60, para que veas cuanto se puede hacer en esos segundos. Podríamos pensar que se quedaron paralizados con la conmoción. Quizá haya sido el caso de muchos, pero no del fotógrafo R. Umar Abbasi, quien tuvo la sangre fría de sacar su cámara y capturar el momento fatal.

Para completar, el diario The New York Post tuvo el mal gusto de publicar la foto en su primera plana. ¡Insólito!

Dicen que en las situaciones extremas es cuando conocemos bien a la gente. Hay personas de gran corazón que han arriesgado sus vidas por ayudar a un extraño. Se ve que el pobre Ki no estuvo rodeado en sus últimos momentos por nadie de buen corazón, porque lo único que hacía falta para salvarlo era ayudarlo a trepar hacia la plataforma. Apenas una mano. No estamos hablando ni de fuerza sobrehumana ni de correr un gran riesgo. Solo un pequeño esfuerzo. ¿Será que no quedan ya buenos samaritanos?

Imagen vía NY Post

Topics: accidente  muerte  nueva york