Muerte de bebé podría llevar a descubrir cadena de asesinatos

La muerte de Prince McLeod Rams, de un chiquillo de apenas 15 meses, mientras estaba en una visita no supervisada de tres horas con su papá, podría dar pie para que la policía investigara la muerte, en extrañas circunstancias, de otras dos personas.

Algo huele raro en este caso. Y como dice la mamá del bebé muerto, Hera McLeod, o Joaquin Rams tiene mucha, pero mucha mala suerte, o es un asesino. La conclusión de esta mujer, que ahora cuestiona como el sistema le falló a su hijito, al obligarla a ella a entregarlo para que Rams lo "cuidara" durante las llamadas visitas no supervisadas, tiene a más de uno pensando y hurgando en el pasado.

Advertisement

Resulta que Alma Collins, la mamá de Rams, se "suicidó" en 2008, pero otro hijo de la señora, el medio hermano de Rams, Joseph Velez, dice que su mamá nunca tuvo una historia de depresión y que no había motivos para que se quitara la vida. También una hermana de la mujer, dice que en su momento cuando trató de alertar a la policía sobre el supuesto suicidio, las autoridades nunca le devolvieron la llamada.

Además, Velez define a su medio hermano como un "monstruo" y sus apreciaciones coinciden con las de Hera McLeod, quien se separó de Rams dos semanas después de que nació su hijo Prince McLeod Rams. La mujer trató por todos los medios legales de que la corte no permitiera que el hombre se beneficiara de las visitas no supervisadas.

Precisamente en la pelea por la custodia del pequeño Prince, testigos dijeron que Rams era sospechoso en la muerte a tiros, en 2003, de Shawn K. Mason, quien fuera su novia.

Aunque las causas de la muerte del pequeño Prince aún no han sido determinadas, y todavía no hay cargos contra Joaquin Rams, Hera McLeod dice que tantas muertes de allegados a Rams, merece una investigación.

La mujer, quien dice no tener detalles de cómo murió su hijito, sí dijo que del  hospital donde ingresó llamaron a los servicios sociales porque el niño tenía rastros de haber sangrado por la nariz y un moretón en la frente. ¡Válgame Dios!

Aunque Hera McLeod ganó la custodia de su hijo ahora muerto, la corte autorizó a Rams –quien, según dijo, tenía un negocio de pornografía online y estuvo acusado de violación-,  para las visitas supervisadas primero, y no supervisadas, después.

Muy raro y muy triste todo. Ya el mal esta hecho y no hay quien le devuelva a la vida al pequeño Prince. Como ciudadanos nuestro deber es cumplir las leyes. Pero si las leyes no protegen a nuestros hijos, entonces habrá que cambiar las leyes.

Imagen vía Johanna Torres

Topics: abuse  child abuse  crime  death