Unos papás asesinaron a su hijo porque se orinó en la cama

Qué tristeza me dio enterarme, de lo que unos miserables padres le hicieron a su hijo. Resulta que en Maturín, una ciudad venezolana, unos padres asesinaron a golpes a un niño de 4 años, después de que éste, se hiciera pipí en la cama ¿Lo puedes creer? Cómo es posible que le hayan arrebatado la vida a este pobre angelito, por una cosa tan tonta como ésta. Sinceramente, esta pareja no se merecía haber tenido la dicha de criar a esta inocente criatura, pues no saben lo que es amar a un hijo.

Lee también en ¿Qué Más?: Papá mata a su bebita después de obligarla a tener sexo oral

Advertisement

Afortunadamente, tras esta atrocidad, el ministerio público de dicha localidad, ya dictó una medida privativa de libertad para Mercedes Medina Macedo, madre del menor y  su pareja actual, Maikel Arocha Bolívar, por presuntamente ser los responsables de la muerte del menor.

Lo más cruel del asunto es que, según las investigaciones, la pareja había tenido la culpa de que el menor se orinara en la cama, pues, supuestamente el pequeño, que era el último de tres hermanos, había sido, recientemente, operado del fémur, por lo que se le dificultaba caminar. Así que, una madrugada, cuando sus papás regresaron de una fiesta, el niño le pidió a su padrastro que lo llevara al baño, pero éste lo ignoró, por lo que el chiquito no pudo aguantar más las ganas y terminó haciéndose en la cama.

Aparentemente, esto habría desatado la furia de Maikel, quien comenzó a golpearlo con los puños, lo que hizo que el niño terminara en el hospital y muriera más tarde. Qué indignación y qué tristeza me produce todo esto, pues no entiendo, cómo es que la mamá, no se le lanzó "con las uñas y con los dientes" a este sujeto, para defender a su hijito. Si yo hubiera estado en una situación similar, habría hecho hasta lo imposible porque ese monstruo no le hiciera más daño a mi hijo.

Menos mal que esta pareja, posiblemente, termine detrás de las rejas, pues no es justo que sus otros hijos, sigan sufriendo a manos de unos padres abusadores. Ojalá que pasen toda su vida en la cárcel, para que no vuelvan a hacerle daño a ningún otro indefenso ser.

Topics: violencia domestica  niños abusados