Ser hostigada sexualmente la convirtió en millonaria (VÍDEO)

Aunque muchos podrían pensar que Theresa Reel, una maestra de secundaria del Brooklyn's School for Legal Studies, lo único que buscaba era dinero, tras presentar una demanda en el 2009, por el supuesto acoso que vivió a manos de algunos estudiantes; yo sí creo que esta mujer pudo haber vivido un infierno con sus estudiantes. Lo digo, porque aún recuerdo, cómo un par de veces, mis compañeros de clase, hicieron llorar a algunas maestras, después de burlarse de ellas en su cara y arruinarles todo el trabajo de un mes, tras robarles las calificaciones.

Lee también en ¿Qué Más?: Una maestra de kínder perderá su trabajo por ordenar a sus alumnos pegarle a un compañero

Advertisement

Tras ser testigo del hostigamiento que vivieron mis profesoras, me queda claro, que los jóvenes no siempre son unas "blancas palomas" y muchas veces son más crueles de lo que imaginamos. De ahí, que me alegre saber, que Theresa Reel, por fin llegó a un acuerdo con la ciudad de Nueva York, de quien recibirá 450 mil dólares por los daños emocionales que sufrió, durante los años que impartió clases en dicha institución. Y es que, según un informe de The Wall Street Journal, la demanda sostenía que ella regularmente tenía que soportar comentarios vulgares y ofensivos y, algunas veces, enfrentó amenazas y agresiones sexuales.  "No es algo que pase cada día, pero algunas veces entro en pánico y me pregunto qué pasará hoy", como dijo la docente hace unos días, en una entrevista con ABC.

Lo peor del caso, es que, al parecer, Reel no contaba con el apoyo de nadie. Y es que ella cuenta, que cuando se quejó, el director sugirió que estaba inventando las acusaciones o que, en todo caso, estaba provocando el hostigamiento ¿Lo puedes creer? Me parece el colmo, que hasta el director, en lugar de ofrecerle un poco de respaldo, se haya puesto en su contra. Ya me imagino el infierno que debió haber sido para esta maestra, presentarse cada día a trabajar en esas condiciones. Menos mal, que no se quedó de brazos cruzados e interpuso esta demanda, porque, simplemente, no es posible, que un grupito de jóvenes irrespetuosos se salga con la suya.

En fin, espero que tras la costosa lección, la ciudad de Nueva York, capacite a las autoridades educativas para que este tipo de sucesos no vuelvan a ocurrir. Quizás es tiempo de que se implementen programas para prevenir no sólo el acoso entre estudiantes, sino también, el hostigamiento, de alumnos a profesores. Mientras tanto, deseo que el dinero que recibió Reel, le ayude a olvidarse del martirio que vivió, a manos de esos crueles estudiantes. Ojalá que se tome unas largas y merecidas vacaciones.

Image via ABC 7

Topics: acoso escolar  acoso laboral