A los 16 años se sospecha que ha matado a más de 50 personas

Me entristece, enormemente, saber que en mi México, hasta los más jóvenes pueden ser los asesinos más temidos. Lo digo por el caso de "El Niño" un joven de tan sólo 16 años de edad, que acaba de ser detenido por llevar un arma de fuego y un cargamento de droga y está siendo investigado por las autoridades mexicanas, ya que se sospecha, que pudo haber cometido al menos 50 asesinatos para la banda criminal "Los Mazatlecos", vinculada al cártel de los Beltrán Leyva, como dice un informe del periódico español ABC.

Advertisement

Y es que, el menor, identificado como Francisco Miguel N, confesó que desde el pasado mes de febrero, trabajaba como asesino a sueldo para esta banda criminal, quien le entregó un rifle AK-47 y una pistola para cometer sus crímenes. Lamentablemente, este caso ya no es una sorpresa para la mayoría de los mexicanos, pues al parecer, se está volviendo una costumbre, que cada vez más jóvenes, sean reclutados, a una edad muy temprana, por el crimen organizado.

Pero, quizás, lo más triste de todo, no es el hecho de que estos jóvenes sean unos criminales que asesinan a sangre fría, sin mostrar ningún tipo de sentimientos; sino las circunstancias por las que se llegan a involucrar, con la delincuencia organizada. Y es que la mayoría, ha crecido en un ambiente de extrema pobreza, dónde la única manera de sobrevivir, es entrando a este negocio, en el que pueden ganar mucho más dinero de lo que podrían percibir algún día, pues la mayoría no termina, ni siquiera, sus estudios de primaria.

Es por eso que considero, que el grave problema de delincuencia, que se vive en México, no va a ser resuelto mediante el uso de la fuerza militar; pues esto está provocando aún más violencia en el país. En su lugar, el gobierno, debería enfocarse en asegurarse que los niños, menos favorecidos, tengan acceso a la educación y eviten que estos abandonen sus estudios. Además, deberían implementarse más programas de ayuda a las familias más necesitadas, así como campañas para sensibilizar a los ciudadanos, sobre la importancia de recuperar y fomentar los valores.

Puede que esto suene utópico, pero todos sabemos, que la familia es la base de cualquier sociedad. Y que es ahí donde el gobierno tendría que ponerse a trabajar, si lo que quiere, verdaderamente, es erradicar este problema.

Imagen vía Thinkstock

Topics: narcotrafico  ninos narcos  delincuencia organizada