¿Será que la tripulación del crucero del Star Princess no tiene hijos?

¿Qué harías si fueras a bordo de un crucero y vieras a lo lejos un bote casi hundiéndose? Me imagino que como buen ser humano, avisarías de inmediato a la tripulación y harías todo para rescatar a esas personas. Pero lamentablemente, en este mundo, también hay personas malas, como los miembros de la tripulación del crucero Star Princess, quienes no movieron ni un dedo, para salvar la vida de unos jóvenes que llevaban varios días naufragando en el pacífico panameño. Por eso me alegro que Adrian Vásquez, el único sobreviviente del naufragio, haya demandado a la naviera estadounidense Princess Cruises, por negarse a rescatar al grupo en alta mar.

Advertisement

Los hechos se remontan al pasado 24 de febrero cuando Adrian Vásquez, Fernando Osorio y Elvis  Oropeza, salieron de un puerto del Pacífico para pescar, pero su pequeña embarcación naufragó cuando el motor del bote se averió de regreso. Los jóvenes estuvieron 28 días en alta mar, pero lamentablemente, Osorio y Oropeza murieron por inanición. Lo que resulta indignante, es que antes del deceso de estos jóvenes (después de 16 días a la deriva) el grupo vio pasar al crucero Star Princess, al que le pidieron ayuda, pero éste los ignoró.

Por fortuna, algunos pasajeros fueron testigos de los hechos y sus declaraciones, son ahora la pieza clave para que el joven de 18 años, haya podido presentar una querella, en contra de la empresa naviera, Princess Cruises, por negligencia y afectación emocional.

Y la verdad ¡esto es lo mínimo que se merece la dichosa compañía! Pues no puedo entender cómo puede ser que la tripulación, no haya hecho nada para salvar la vida de estos jóvenes. Me pregunto cómo pueden dormir los tripulantes, sabiendo que por su culpa, dos personas inocentes murieron. ¿Qué no tendrán hijos? ¿Se habrán puesto en algún momento en el lugar de los papás de estos jóvenes? Sinceramente, espero que la justicia esté del lado de Vásquez y gane esta demanda, para que por lo menos, pueda hacerle pagar muy caro a esta compañía por su negligencia.

En cuanto a la tripulación, ojalá que el "karma" nunca les regrese todo el daño que le hicieron a la familia de estos jóvenes, porque de ser así créeme que ¡les iría muy mal!

 Imágen vía steamboatsorg/flickr