¡Qué terrible! Una bebita murió después de que le amputaran el clítoris

No puede ser que en algunas partes del mundo, existan aún comunidades que recurren a este tipo de "rituales tradicionales" que consisten en la mutilación genital. Aunque me considero una persona bastante respetuosa de las opiniones y las creencias de los demás, no puedo dejar de pensar que esta práctica ¡es simplemente una salvajada! Entiendo que muchas comunidades indígenas tengan su tradicional forma de pensar y hagan esto dentro del contexto de sus tradiciones culturales o religiosas, ¡pero creo que hay límites! Y en casos como éstos, en los que se pone en peligro la vida de un ser humano, definitivamente las autoridades deberían intervenir.

Advertisement

Lo digo por el terrible caso de una bebita de sólo quince días de nacida, que murió desangrada en una pequeña comunidad de Colombia, luego de que le amputaran el clítoris, informó el diario La Vanguardia. Según este mismo medio, la pequeña murió el viernes pasado y pertenecía a la comunidad indígena Embera Chamí, y de acuerdo a las declaraciones recogidas por la revista Semana, el alcalde de la localidad, José Luis Herrera Rendón, dijo que se trataba de "un caso sin antecedentes en el municipio".

No sé por qué, pero tengo el presentimiento de que no es la primera vez que se presenta un caso así, pues el mismo alcalde dijo que se trataba de "una práctica tradicional hecha por la comunidad del resguardo de la vereda El Diamantino". Si es tradicional, significa entonces que esta práctica lleva años ejerciéndose en la zona. Y de ser así, me temo que no haya sido la primera vez que algo similar ocurre.

¡Ojalá y me equivoque! Pero en definitiva, la situación debe ser investigada para que no vuelva a ocurrir algo similar. Por fortuna, parece que las autoridades de Colombia están dispuestas a dar con los responsables de la muerte de esta bebé. El primer edil informó que se ha creado un comité de vigilancia integrado por la Policía, la Secretaría de Salud y la Personería Municipal para establecer las causas y los culpables de la muerte y señaló que "a pesar de que se deben respetar las prácticas indígenas, está por encima el Derecho a la Vida y la Constitución de Colombia".

En verdad espero que prohíban, de una vez por todas, estas terribles tradiciones, porque no quiero ni pensar en el gran sufrimiento que le deben causar a estas pobres bebés. No es justo que a una edad tan corta, las despojen de una parte tan íntima y tan característica de su anatomía. ¡Es hora de que las autoridades les regresen a estas niñas, el derecho a ser dueñas de su propio cuerpo!

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Krypto/flickr

Topics: latest news