¡No más celebración del Día del Niño! ¿Acaso los pequeños metieron la pata?

Qué celebración del día del niño más gacha les tocó a los niños de la comunidad de los Órganos, en Acapulco, Guerrero.

La escuela primaria Juan R. Escudero tiene 410 alumnos y hasta hoy 299 de ellos están en el hospital, debido a problemas de intoxicación.

La escuela les armó su fiesta para celebrar el 30 de abril y todos ellos comieron lo mismo: barbacoa de res, salsa, espagueti, pastel y jugos. Pero al día siguiente, varios de ellos comenzaron a sentir los primeros síntomas de malestar (vómito, diarrea y fiebre muy alta), con lo cual sus padres los llevaron corriendo al hospital más cercano.

Advertisement

Los pacientes son casi todos menores de edad y empezaron a ser atendidos en un hospital dentro de la periferia del puerto de Acapulco, pero muchos de los niños llegaron en pésimo estado (con una deshidratación severa) y requerían de atención inmediata, así es que se les tuvo que trasladar a otras clínicas privadas cercanas.

Los padres de familia que esperaban afuera del hospital, fueron entrevistados por la prensa y varios de ellos estaban furiosos -con toda la razón-, pues de acuerdo con el reporte médico, la intoxicación fue por comer alimentos en mal estado, cosa que no es novedad en el estado de Guerrero, dónde se han registrado varias intoxicaciones masivas en los últimos tres años.

Dos de las más recordadas son, la del 2009 en Chilpancingo, donde decenas de niños enfermaron por comer queso y la otra en febrero del 2012 en Chilapa, donde más de 700 personas se intoxicaron severamente por comer unos tacos de huevo en un mitin.

El titular de la Secretaría de Salud en Guerrero, afirmó que el gobierno local se hará cargo de los gastos médicos que genere la intoxicación masiva en la entidad (pues nomás faltaba que no). Este es un problema muy grave que viene a demostrar la falta de sanidad en varios negocios de comida en el estado y es responsabilidad del gobierno resolverlo antes de que suceda una tragedia más, de esta índole.

El funcionario de la Secretaría de Salud también le comunicó a la comunidad que "tenían muestras de la comida del día y que están siendo analizadas por el laboratorio estatal de salud". Mencionó en su discurso que el clima provoca que los alimentos se descompongan con facilidad, cosa que es cierta, por lo cual todos deberían ser más precavidos, y también recomendó que para lo próximos festejos mejor dieran "frutita". (Háganme el favor)

La pobre directora de la escuela primaria, estaba muy angustiada y lejos de decir que pensaba festejar la próxima vez con "frutita" -- aseguró que durante sus 32 años de enseñanza, no había ocurrido un incidente como éste – así es que anunció que desde ahora, los festejos en la escuela con motivos del día del niño, la madre, los padres y el día del maestro, se suspenderán.

Así es que los niños además de terminar su día intoxicados, se quedaron sin más fiestas y celebraciones, "pagando el pato" por culpa de los adultos poco cuidadosos que trajeron alimentos echados a perder o cocinados en algún sitio con una severa falta de higiene.

A todos los pobres niños de esta escuela primaria, les deseo que se mejoren y que el próximo día del niño les vaya mucho mejor, con "frutita" o con galletas y papas fritas.

Imagen vía Tom & Katrien/flickr

Topics: hispanic news  latin america