Dejen a los homosexuales en paz

Ya es hora de que la religión católica se ponga las pilas y deje sus discursos ignorantes, que no van de acuerdo con el mundo en el que vivimos. Lo siento mucho pero es así. Bien lo dijo Jesucristo: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo", pero todavía hay sacerdotes que claramente, no están promoviendo este principio.

El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig, dio un sermón muy poco atinado -que además fue televisado- para el Viernes Santo, asegurando que "los homosexuales son unos pobres diablos que pasan la vida en un infierno o se arrastran por el fango del pecado, luchando algunos de ellos a brazo partido para curarse".

Advertisement

Muchos teóricos y sacerdotes católicos han reaccionado molestos y sobre todo preocupados, ante dicho discurso, y es que de verdad pareciera que estamos de regreso en la inquisición, o que de plano hay unos jerarcas católicos muy confundidos, que necesitan ponerse a estudiar.

El sacerdote Juan Rubio, director de la revista Vida Nueva, que se distribuye en toda Hispanoamérica, dijo al respecto: "precisamente el día en el que la Iglesia dedica su liturgia al silencio contemplativo de la Cruz, símbolo de amor y ternura, el obispo Reig rompió ese silencio, mandando al infierno a mujeres que abortan, jóvenes que beben los fines de semana y a homosexuales". Después citó a San Agustín, "en las cosas necesarias, la unidad; en las dudosas, la libertad; y en todas, la caridad"

Vamos a ver. El catolicismo de verdad está perdido en todo lo que es materia de sexo y lo único que va a suceder, es que dentro de 100 años veremos a un Papa pidiendo perdón, como le tocó a Juan Pablo II -que en paz descanse-, quien le pidió perdón a varias víctimas de la barbarie religiosa. Pues el Vaticano siempre rechaza cualquier idea de progreso con excomuniones, pero con el tiempo, casi siempre "mucho tiempo" - acaba aceptando - lo que antes condenó.

Cabe mencionar que en el 2001, un teólogo llamado Marciano Vidal, fue investigado y castigado por la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio de la Inquisición) por considerar la sexualidad como "un lujo de la naturaleza" y por decir que comprendía la naturaleza de las relaciones prematrimoniales, la homosexualidad y la masturbación. Dicha notificación inquisitorial, llevaba la firma del cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI.

La religión católica no avanza, si acaso más bien va retrocediendo y muchos creyentes buscan otra Iglesia que les cobije. Y es que ¿cómo es posible que algunos sacerdotes, quienes deberían promover la caridad y la paz, promuevan violencia e intolerancia?, ¿será que no se enteran de que los homosexuales siguen corriendo peligro en muchas partes del mundo? La misma semana del sermón de Reig, Vargas Llosa relató como en Chile, un chavo homosexual, fue apaleado hasta la muerte.

Y en el caso de España, estos discursos de la Iglesia, solamente ayudan a levantar movimientos homofóbicos, pues la homofobia se contagia. Pero el Obispo Reig no para ahí, sino que ha multiplicado su actividad contra los homosexuales, en el mundo digital. En su sitio del Obispado de Alcalá de Henares, creó un espacio llamado "Hemos salido del infierno", donde publica testimonios de gente, quienes aseguran que han superado la "enfermedad y los sufrimientos vividos", durante el tiempo en que sintieron atracción sexual, hacia personas del mismo sexo.

¡Dios Santo de mi vida! Paren ya. Todavía hay 83 países en el mundo donde la homosexualidad está penada por ley y en algunos incluso hay condena de muerte. Muchos homosexuales han sido ejecutados en los últimos años en Irán, Arabia Saudí y en el Afganistán de los talibanes.

La Iglesia no puede ser enemiga de quienes buscan su felicidad, ni de quienes tratan de vivir su vida a través de su verdad. Yo sé que la tendencia Católica es conservadora, pero esto ya raya en lo absurdo, pues hay que dejar que cada cual manifieste su sexualidad como crea oportuno, siempre y cuando respete la libertad y la dignidad del de junto. La homosexualidad es una realidad humana y no debe ser sometida a criterios morales. Basta ya de tanta ignorancia.

¿No consideran que debemos promover la tolerancia de manera urgente?

Imagen vía San Diego Shooter/flickr