Enfermera mata a una madre, le roba a su hijo después de tener una pérdida

Una enfermera mata a tiros a una mujer para secuestrarle a su bebé recién nacido y ahora los hijos de cada una de ellas se han quedado sin mamá. Kala Marie Golden había llevado a su hijo Keegan de tan solo tres días de nacido a su chequeo en un clínica infantil cerca de Houston cuando fue asesinada. A su bebito lo encontraron horas más tarde en la casa de la hermana de la enfermera y ahora los tres hijos de Golden crecerán sin su madre. 

Mientras tanto, los tres hijos de Verna McClain, la autora del crimen, también han perdido a su madre ya que, horas después del secuestro y asesinato fue arrestada por la policía y después de su confesión ha sido acusada formalmente del asesinar a Golden. 

Advertisement

Dos familias destruidas para siempre por razones que probablemente nunca sabremos. Según la policía, McClain, la enfermera, había perdido a un bebé recientemente por medio de un aborto espontáneo, pero como quería tener un hijo con su novio a toda costa con había decidido raptar uno y hacerlo pasar como suyo. Desafortunadamente, Golden resultó estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Y además, Golden optó por pelear por su hijo y, por lo tanto, terminó muerta.

Según las autoridades, Golden estaba amarrando al pequeño Keegan en su asiento del carro cuando se comenzó a pelear con McClain, quien se había estacionado al lado de ella. Después McClain le disparó varias veces, agarró a Keegan y comenzó a escaparse con él. La pobre Golden, herida y casi moribunda, trató de recuperar a su hijo gritando "¡mi bebé, mi bebé"! y colgándose del carro de McClain, pero ésta logró escapar.

No puedo ni imaginarme cómo habrán sido esos últimos minutos para Golden. Gracias a Dios a su bebito lo encontraron sano y salvo unas horas después de la tragedia, pero lo triste es que su vida, y la de todos los demás involucrados, ha cambiado para siempre.

¿Qué piensas de este cas? 

Imágenes vía Montgomery County Sheriff, Fox News