El ciber acoso también lastima a los adultos: una modelo se quitó la vida

Es muy triste escuchar que la apertura que ha traído el Internet para opinar sobre ciertos temas, nos ha hecho caer también, en un lado negativo de la libertad de expresión que es el ciber acoso. Esto fue lo que pensé, después de enterarme de la terrible noticia de que una modelo alemana se había suicidado debido a las críticas que recibió con respecto a su figura a través de Internet. La joven de 32 años, participaba en un programa de cocina llamado "La cena perfecta" y según informó el periódico El Mundo, fue hallada muerta en su domicilio, después de que sus vecinos percibieran un fuerte olor a gas que provenía de su casa.

Advertisement

Lo más lamentable del asunto, es que todo apunta a que la pobre Claudia Boerner, simplemente no pudo más, con la serie de comentarios desagradables que llevaba más de un mes recibiendo, a través de su correo electrónico y en las redes sociales; que hacían referencia a su "continua búsqueda de atención" y sus "falsos pechos", según informa este mismo medio.

Y yo sólo me pregunto ¿qué afán tienen ciertos internautas de meterse con personas que ni siquiera conocen y decirles hasta de lo que se van a morir, sólo porque les caen mal? El problema del mundo virtual y de las distintas plataformas que te permiten opinar, es que muchas veces, te olvidas de que tus comentarios pueden ir mucho más allá del terreno virtual y herir de verdad a las personas que los están recibiendo.

No se trata de dejar de opinar, porque si hay algo bueno que nos ha traído el Internet, es precisamente, una enorme plataforma para poder ejercer nuestro derecho a la libertad de expresión. Pero una cosa es emitir tu opinión de manera respetuosa, y otra muy distinta, es agredir verbalmente a la persona sobre la que te estás refiriendo.

Como periodista, no te puedo ni contar el número de veces en las que he recibido críticas fuertes hacia mi persona y no hacia mi trabajo (que es lo que debería ser). Con decirte que un día, varios lectores me llamaron "lesbiana"(con un tono negativo) luego de escribir un artículo sobre el tema.  Y lo mismo les ha sucedido a otras colegas periodistas, que hasta han tenido que cerrar sus cuentas de correo personales, después de recibir una serie de comentarios desagradables sobre su persona.

Repito, no se trata de dejar de opinar, sino de aprender a ser un poco más tolerantes y saber ejercer nuestra libertad de expresión con responsabilidad. No podemos olvidar, que los comentarios desagradables, no le están llegando a una máquina, sino a una persona. Así que, ya es tiempo de que aprendamos a expresar nuestra opinión con respeto, para evitar que sucedan más tragedias como ésta.

¿Qué opinas sobre este tema?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía The Perfect Dinner

Topics: latest news