Una madre podría ser encarcelada por bautizar a sus hijos

Ya sé, suena imposible pero es totalmente cierto. La corte dice que Lauren Jarrell, la madre de dos niños de casi 5 y 7 años, violó una orden judicial al bautizar a sus hijos sin el consentimiento de su ex esposo. Según la orden, cualquier decisión mayor relacionada a la educación religiosa de sus hijos tenía que ser hecha por el padre y la madre juntos. 

Al parecer, el padre no estaba de acuerdo con sus hijos fueran bautizados de niños y solía decir que era preferible esperar a que fuesen más grandes y pudiesen entender el significado de esta ceremonia. Y es que el padre es miembro de la iglesia metodista mientras que la madre es presbiteriana. 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: ¡Nada de religión! Para mí el bautismo es un evento de celebración familiar

Aunque no estoy nada de acuerdo en que Jarrell haya hecho lo que le dio la gana y a escondidas de su ex marido, me parece una exageración completa que el hombre le esté pidiendo a la corte que la encuentren culpable de desacato criminal al tribunal, lo cual podría significar 20 días de cárcel y una multa de 100 dólares. Obvio que Jarrell actuó mal, pero de ahí a querer mandar a la cárcel a la madre de tus hijos, me parece bastante fuera de lugar.

Lo triste del caso es que la corte está de acuerdo con el ex marido de Jarrell por lo que esta semana deberá enfrentar una audiencia por violar la corte judicial. Esto ha desatado una controversia ya que mucha gente se pregunta: ¿desde cuándo tiene la corte el derecho de meterse en la educación religiosa de las personas? Jarrell ha dicho que si la encuentran culpable de desacato criminal al tribunal eso es como si la corte estuviese prefiriendo la religión de su ex esposo sobre la de ella.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Pero la corte dice que este caso no tiene nada que ver con religión sino con el hecho que Jarrell violó la orden judicial que indica que todas las decisiones acerca de la educación religiosa de sus hijos tienen que ser hechas por ambos padres. 

Se me hace que esta sí que está bien difícil, ¿no crees? 

Image via Chuki./flickr