Culpable el ex estudiante de Rutgers que provocó suicidio de 'roommate'

El ex estudiante de la Universidad de Rutgers Dharun Ravi, 20--acusado de espiar e intimidar a su compañero de cuarto, quien era homosexual--fue hallado culpable por cargos de invasión de privacidad y algunos cargos de intimidación y prejuicio, considerados los más graves. Tyler Clementi, su compañero de cuarto, se quitó la vida saltando del puente George Washington, que comunica Nueva York y Nueva Jersey, en septiembre del 2010, después de enterarse que Ravi había espiado su encuentro sexual con otro hombre usando una cámara web oculta.

Aunque los miembros del jurado lo declararon no culpable en algunos de los 15 cargos de intimidación y prejuicio, sólo tenía que ser declarado culpable de una parte de cada cargo para ser condenado.

Advertisement

Ravi podría ser sentenciado a entre cinco y 10 años de prisión. También podría ser deportado a la India, después de su condena, la cual ha sido fijada para 21 de mayo, ya que Estados Unidos deporta a la mayoría de los inmigrantes encontrados culpables de un delito grave.

Desde el momento que me enteré de este caso en el 2010, tuve sentimientos encontrados al respecto. Quiero imaginarme que sólo es un caso un estudiante inmaduro que no tenía idea que sus acciones estúpidas terminarían en la muerte de su compañero de cuarto. Dudo realmente que Ravi tuviera la intención de que las cosas resultarán tan terrible como lo hicieron. Sin embargo, el hecho de que él compartió lo que grabó--a Clementi besando a un hombre mayor--en Twitter para que todos lo vieran, dice mucho sobre el hecho de que todavía tenemos un largo camino por recorrer en términos de enseñarle a nuestros hijos de que la orientación sexual de alguien no es asunto de nadie.

No tengo ni idea de si Ravi es homofóbico o no. Sus amigos y otros conocidos declararon lo contrario. Pero sí sé que en algún momento, se debe haber dado cuenta que lo que había hecho era absolutamente inaceptable. Unos minutos antes de Clementi anunció en Facebook que estaba "saltando del puente gw lo siento", Ravi le envió un largo texto pidiendo disculpas. Nunca sabremos si Clementi lo leyó, pero de todas maneras, ya de nada sirvió.

Ahora Ravi debe cargar con la muerte de Clementi para el resto de su vida. No me puedo imaginar como se debe sentir eso.

Una de las cosas más difíciles de ser padres es hacerles entender a nuestros hijos que todas y cada una de sus acciones tienen una consequencia. Todas y cada una. Algunas son buenas, otras no tanto. Y de ahí hay algunas que te pueden cambiar la vida para siempre. Espero que este terrible caso sirva como ejemplo de esto, aunque, tristemente, lo cierto es que nadie aprende en cabeza ajena.

¿Qué te pareció el veredicto de este caso?

Imagen vía AP