Nuestros abuelitos son los más pobres en los EE.UU.

La vejez y la infancia son las etapas más frágiles de la vida. Cuando somos niños tenemos a nuestros padres que nos cuidan, pero de ancianos no siempre se puede contar con la ayuda de los hijos, por mucho que se les haya dado. Por eso es particularmente doloroso que nuestros abuelos latinos sean los más pobres en Estados Unidos.

Un informe publicado recientemente por el Centro de investigaciones de educación y laborales de la Universidad de California, en Berkeley descubrió que 19% de los ancianos hispanos viven por debajo de la línea federal de pobreza, es decir que cuentan con menos de 600 dólares a la semana para vivir, en una casa de dos personas. 
Advertisement

Aunque 78 por ciento de los latinos de más de 65 años reciben beneficios del Seguro Social, sus cheques tienen 26% menos dinero que el de los blancos porque sus salarios, y a consecuencia sus contribuciones, suelen ser menores. Además, apenas un tercio de nuestros ancianos tienen otro tipo de pensión, o cuentas de retiro, asegura la organización para personas mayores de 55 años AARP.

La investigación también indica que apenas 43,1% de los trabajadores latinos tienen acceso a un plan de retiro en sus empleos, y menos de un tercio cuentan con el patrocinio de las empresas en las que trabajan. Bajo la figura del 401K estos planes de jubilación permiten que uno ahorre para la vejez, sin cargas de impuestos.

Guardar dinero para cuando seamos mayores es importante, los expertos en finanzas afirman que muchas veces es más importante que tener nuestra propia casa o pagarle la universidad a los hijos, pues para esas opciones se pueden pedir créditos, mientras que para la vejez uno tiene lo que tiene.

¿Te estás preparando para tu futuro? 

Imagen vía Flickr