Condenado a cadena perpetua por matar en nombre de Dios

Los padres del nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab (conocido como el Underwear Bomber), quien fue descubierto en un avión el día de Navidad de 2009 con una bomba en su calzoncillo, están pidiendo hoy que se revise la sentencia a cadena perpetua contra su hijo.

Ayer,  un juez en Michigan condenó a Abdulmutallab a cuatro cadenas perpetuas consecutivas por su intento de hacer explotar a un avión de Delta, con 289 personas a bordo, cuando estaba por aterrizar en el aeropuerto de Detroit. Al Qaeda asumió responsabilidad identificando al terrorista como uno de sus miembros.

Lee más en ¿Qué más?: ¿Quién es el responsable de esta atrocidad: las escuelas evangélicas, los padres o ambos?

Advertisement

Mientras sus padres están obviamente desesperados en Nigeria, el muchacho, de 25 años, sin embargo, recibió la sentencia sin reaccionar y durante el juicio se manifestó orgulloso de "matar en nombre de Dios".

En un comunicado, enviado esta mañana a la prensa nigeriana, la familia pide "enfáticamente al departamento de Justicia de Estados Unidos que haga una revisión a la condena de cadena perpetua. También pedimos al gobierno de Nigeria que trabaje con el gobierno estadounidense para garantizar que se haga esta revisión y se muestre justicia, de acuerdo a las circunstancias del caso de Umar Farouk". En el comunicado, la familia no explica a qué circunstancias se refiere, pero basta con leer un poco sobre el caso para darse cuenta de que ellos culpan, y no sin un poco de razón, a las autoridades estadounidenses por no haber detenido al joven a tiempo.

Lee más en ¿Qué más?: 'Is This Alabama?', series of videos show not everyone in that state supports anti-immigrant law (VIDEO)

Se ha confirmado que en noviembre de 2009, Alhaji Umary Mutallab, el padre del terrorista y uno de los hombres más ricos de África con una gran presencia en la banca, acudió a la embajada estadounidense en la capital de Nigeria para exponer su temor de que su hijo estaba siendo radicalizado por extremistas en Yemen. Como el banquero no dijo directamente que pensaba que el chico estaría involucrado en un ataque, no incluyeron su nombre en la lista de posibles terroristas que no deben ser aceptados en un avión. ¿Negligencia?

En la nota de prensa, los padres también agradecen que el gobierno estadounidense les haya permitido visitar a su hijo y darle amor y apoyo.

La palabra pesadilla debe quedarse corta a la hora de describir lo que debe estar pasando esa familia. No es nada comparado con lo que sienten las familias de las víctimas de terrorismo, pero si nos ponemos a pensar, las familias de los terroristas son parte de la lista de las víctimas.

Lee más ¿Qué más?: ¿Habrá llegado el fin del terrorismo al Perú?

El terrorista del calzoncillo, como se le ha apodado, es un muchacho que creció con todos los privilegios que una familia acaudalada puede ofrecer en un país del Tercer Mundo. Todas nosotras sabemos que son muchos. Desde su infancia se le vio obsesionado con la religión, sus peleas de adolescente con su padre fueron producto del choque de sus creencias cada vez más extremas y la actividad en la banca de su padre. Sus escritos en Internet se concentran en fantasías de guerras contra Occidente y muestra su inseguridad con las mujeres atacándolas.

Con una personalidad de ese estilo yo me pregunto ¿qué pueden hacer unos padres, sobre todo cuando el hijo ya es independiente? Estos estaban tan comprometidos que hasta lo denunciaron a Estados Unidos para evitar un mal mayor. Yo me siento con suerte de que mis hijos no están expuestos a ese tipo de mensajes de odio y de que no están al alcance de grupos extremistas y violentos, que los agarren en un momento de debilidad.

Creo que la lección para todas las mamás latinas es que todos los seres humanos necesitamos sentir que pertenecemos a algún lugar, en especial los jóvenes. Esta necesidad, por ejemplo, es lo que explotan las padillas (gangas). Si ves a los tuyos perdidos, oblígalos a meterse en alguna actividad de grupo un deporte, música, teatro. Algo constructivo. Ese esfuerzo les evitará a todos mucho dolor en el futuro. Si no, piensa en la familia de este chico.

Imagen vía Getty Images