Las mujeres se acercan más a la línea de fuego de las tropas de EE.UU.

El Pentágono anunció  la creación de miles de nuevos puestos de trabajo en las fuerzas armadas para mujeres y pidió al Congreso de Estados Unidos que apruebe la eliminación de restricciones que nos impedían ejercer funciones como médicas o de inteligencia a nivel de batallón, lo que nos acerca a  la línea de fuego.

Sin embargo, mantuvo el veto al servicio de las mujeres en las áreas de infantería, armamento y unidades de operaciones especiales cuya primera función sea el combate. Es decir, una victoria parcial en la lucha por la igualdad en el papel, porque las mujeres militares afirman que estas restricciones desaparecen en la zona de guerra. De hecho, un 12% de las fuerzas estadounidenses en Iraq y Afganistán son mujeres. Cifras oficiales indican que 144 mujeres han muerto en ambas guerras y otras 865 han sido heridas.

Advertisement

Déjame explicarte: hasta ahora las mujeres podíamos ocupar cualquier tipo de cargo, siempre y cuando fuera en una brigada, que es una unidad militar grande, de más o menos 3.500 personas. La idea detrás de esta regla era que si la unidad es grande, hay menos posibilidades de que las mujeres estuvieran en la zona de más peligro.

El cambio permite que ejerzamos cualquier función a nivel de batallón, que son grupos más pequeños, de cientos de personas, lo que obviamente aumenta las oportunidades de encontrar combate. ¿Cuál es la diferencia? Te preguntarás,  pues que el sistema de promociones del Pentágono premia a los militares que tienen experiencia en la línea del fuego, por lo que las posibilidades de que las mujeres suban de rango se ha visto seriamente reducida.

Aunque, como muestran las cifras de las víctimas fatales femeninas, ya hay de facto muchas de nosotras en la línea de fuego, como no era totalmente legal, nuestras heroínas no han sido reconocidas.

Los 14.000 puestos de trabajo para mujeres incluyen labores de emergencias médicas en combate, inteligencia, operadores de radio y policía militar a nivel de batallón.

Sería ideal que el Congreso aprobara esta medida sin poner problemas, pero lo dudo, hay muchos en este país que aún no se sienten cómodos con la idea de una mujer en la zona de guerra. ¿Tú que crees?, ¿te parece un triunfo?

Imágenes vía DVIDSHUB, United States Marine Corps/flickr