La banca se arrepiente y pagará por “maldades hipotecarias”

Millones de familias, muchas de ellas hispanas, perdieron sus casas en los últimos años, por haber sido engañados dos veces por los bancos: primero al firmar las hipotecas bajo premisas falsas o mal explicadas, y luego al tener que entregar sus casas por no conocer sus derechos o por mecanismos fraudulentos.

Sin embargo, esta semana surgió un rayito de luz para estas víctimas: los cinco mayores bancos del país acordaron pagar 26 billones de dólares como compensación por malas prácticas en la ejecución de embargos hipotecarios entre septiembre de 2008 y diciembre de 2011. Los abusos ocurrieron tras la explosión - hace cinco años- de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. Muchas empresas que ejecutaron embargos automáticos - u órdenes de reposesión - no verificaron la documentación correspondiente.

Advertisement

Se calcula que casi dos millones de personas, en 49 estados, serán beneficiadas directamente, con cheques de entre 1.500 y 2.000 dólares. También recibirán ayuda los propietarios que tienen casas que cuestan menos de lo que ellos deben en la hipoteca, siempre y cuando estén al día en sus pagos.

Obviamente el dinero siempre ayuda, pero lo que a mi me parece extraordinario es que los bancos están admitiendo públicamente que defraudaron a la gente. Me gustaría, como creo que a casi todos, que todo este enredo terminara con gente en la cárcel, pero después de tantos años escribiendo de política y economía, tengo claro de que es una meta cercana a una utopía.

Lee más en ¿Qué más?: Cinco pasos para desintoxicar tu casa

El propio presidente Barack Obama, quien lucía eufórico cuando anunció el acuerdo en la Casa Blanca, afirmó que “muchas de las compañías que ejecutaron los embargos hipotecarios no le dieron a la gente la posibilidad de luchar para mantener sus casas”.

El mandatario tiene razones para celebrar, este súper complicado acuerdo se llevó 16 meses y es el más grande de la historia entre el Estado y la banca privada. Los bancos involucrados son Ally Financial Inc., Bank of America, Citigroup, JP Morgan y Wells Fargo. Lamentablemente, las agencias hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac no están incluidas en la negociación, lo que prácticamente excluye más de la mitad de las hipotecas a nivel nacional

Diversas investigaciones determinaron que algunos de los empleados bancarios firmaron papeles sin haberlos leído, por lo que ejecutaron las desposesiones sin verificar que era el proceso adecuado, y hasta falsificaron firmas para acelerar el proceso de embargo de las casas, en una acción bautizada: "robo-signing"  (firma automática).

Lee más en ¿Qué más?: Mi casa es tu casa, ¡y con estas tendencias para el 2012 más!

Partidarios y detractores del presidente han coincidido en que la medida es positiva. Muchos consideran que debe ser apenas un primer paso para ayudar a las víctimas, pero lo que nadie duda es que es un gran éxito para el gobierno, que había prometido dar una mano a los que habían perdido sus hogares ilegalmente.

Ahora falta que el resto de los bancos se sumen al acuerdo, yo sería una de las beneficiadas. Mi casa en Nueva York vale ahora casi 30% de lo que fue nuestra hipoteca. Aunque no tengo muchas esperanzas. Lo que puede pasar, es que el acuerdo de un mayor impulso a la recuperación económica del país, y esto sí nos ayudaría a todos. Cuéntame si eres una de las que te puedes beneficiar con este acuerdo e incluso si no, ¿te parece suficiente?

Imagen vía sean dreilinger/flickr