Le pusieron los zapatos al “Bandido descalzo”

Colton Harris- Moore, pasó dos años huyendo de las autoridades estadounidenses. Se les escapó en lanchas, avionetas y autos robados, en una cacería que se extendió por varios estados. Conocido como “Bandido descalzo”, este muchacho y sus hazañas alcanzaron notoriedad internacional.   

Su historia –que era una trama cinematográfica desde el principio – será llevada a la gran pantalla y las ganancias del filme ayudarán a indemnizar los daños  causados a sus víctimas, entre ellas el dueño de la avioneta que se robó para emprender un temerario vuelo de Indiana a las Bahamas en julio de 2010. Tras un aterrizaje forzoso cerca de un manglar, Harris-Moore fue detenido por las autoridades, en medio de un tiroteo.

Advertisement

El “Bandido descalzo” fue sentenciado ayer a siete años de prisión, tras declararse culpable de decenas de cargos que se le imputaban. Mientras escuchaba la sentencia, el joven de 20 años ni se inmutó. Mientras que la jueza Vickie Churchill, encargada de sentenciarlo si lo hizo. La magistrada dijo que había tenido clemencia por el hecho de que el joven se había criado con una madre alcohólica, sus novios con el mismo vicio  e incluso algunos de ellos procesados por cargos criminales.

Churchill describió que el delincuente había llevado una vida marcada por una "abrumadora ausencia de esperanza. Este caso es una tragedia en mucho sentidos, pero constituye el triunfo del espíritu humano en otros", agregó Churchill. "Pude haber leído la historia de un asesino en serie o de un joven alcohólico y drogadicto. Ése es el triunfo de Colton Harris-Moore: él sobrevivió".

Más allá de que la historia de huida y captura de Harris-Moore, mantuvo a televidentes y lectores del mundo entero siguiendo sus pasos. Al ver a este muchacho vestido de reo y con su cara casi adolescente, me conmoví. Él, podría estar llevando una vida diferente en este momento. Su historia, estalla como una bomba de agua ante quienes somos madres y una vez más nos demuestra la importancia de criar a nuestros hijos en un ambiente sano.

La jueza tuvo razón, con una infancia marcada por el alcoholismo de su madre y las parejas de ésta, sometido a todo tipo de carencias ¿qué podía esperarse de Colton Harris- Moore? Él mismo, antes de declararse culpable, entregó a la jueza una declaración firmada en la que decía que la infancia que tuvo no se la desea a nadie.

Es verdad que los seres humanos tenemos la capacidad de reinventar nuestra propia historia y que somos dueños de nuestro destino. De hecho, soy muy cercana a alguien que creció en una barriada muy humilde y peligrosa de Caracas, con un padre y un padrastro alcohólicos y hoy en día es con todas las letras un gran hombre (aunque en su caso, su madre luchó con los pocos recursos materiales e intelectuales que tenía para que fuese así, para que sus hijos salieran adelante).

Hay quienes superan emocional e intelectualmente el hecho de haber crecido en ambientes disfuncionales, hay quienes no pasan la prueba. Pero nuestro deber como madres es proveerles a nuestros hijos el ambiente más sano posible.

Imagen vía ABC News