Nadal además de guapo es uno de los mejores tenistas del mundo… ¡y olé!

Con el perdón de mis amigos, no sé nada de deportes. Sí, lo confieso y si quieren camino al paredón de fusilamiento. Lo que sí sé, es reconocer el talento latino y emocionarme con el éxito de los hispanos en cualquier área: deportes, arte, negocios, educación, lo que sea…

Ayer, el guapísimo –sí, eso también lo reconozco me parece buenmozo- tenista español Rafael Nadal le ganó al no menos talentoso Roger Federer, al que derrotó hoy por 6-7 (5), 6-2, 7-6 (5) y 6-4, en 3 horas y 42 minutos de un apasionante duelo. Con este triunfo, el tenista  disputará su segunda final del Abierto de Australia.

Advertisement

Después de que leí varias columnas deportivas para escribir esta nota –que en ningún momento tendría la osadía de ser una crónica deportiva, ni nada que se le parezca-, entendí que el triunfo de Nadal no fue coser y cantar porque al parecer el juego del veterano suizo fue muy agresivo. Sin embargo, el español no perdió la calma y fue adueñándose de la cancha.

Una vez más se podría aplicar aquí la fábula de la liebre y la tortuga, porque no importan la agresividad y la rapidez con la que hagamos las cosas, lo importante es la perseverancia ¿o no?  

Imagen vía Getty Images